La politica y la economia - Reflexiones de un blogger

Turismo

June 21, 2020

Parque Nacional Del Teide

Vive en la zona subalpina de las Cañadas, Pico del Teide, hasta el refugio, Montaña Blanca y Pico Viejo. El concreto (Cheiranthifolia) hace alusión al cierto similar de sus hojas con las del género Cheiranthus.SinonimiaViola teydea, Viola decumbens, Mnemion cheiranthifolium. Es una planta con flores de color malva, endémica de las zonas más altas del Parque Nacional de las Cañadas del Teide, de ahí que se le conoce por este nombre: violeta del teide. Se encuentra en situación de vulnerabilidad y bajo un plan de restauración y protección. Algunas de estas especies son endemismos exclusivos del Parque Nacional, donde sus poblaciones apenas superan el centenar de ejemplares.

 

El biólogo, en declaraciones a Europa Press, ha asegurado que la gestión ha favorecido “sin duda” a la violeta del Teide “tanto por planes de conservación activos cómo por haber disminuido sensiblemente hasta desaparecer el pastoreo en el Parque”. Pequeña planta perenne, rastrera, de hojas ovaladas, alternas y muy pelosas. Las flores, muy similares a las del pensamiento, se hallan en el extremo de un pedúnculo erecto; poseen un espolón corto y presentan 3 colores, prevaleciendo el malva con máculas amarillas y blancas. El fruto es una cápsula que se divide en tres valvas y contiene varias semillas, que germinan sólo si pasan un periodo frío; en tanto que es una planta adaptada a condiciones climáticas extremas y necesita el reposo del invierno. Flores vistosas con cinco pétalos, un espolón corto, tricolores, predominando el malva-rosado, extrañamente de color pálido, con máculas oscuras y amarillas en el centro de la flor.

 

Si bien el número máximo de ejemplares se estimó en torno a los seiscientos en los años 90. En la actualidad se piensa que deben haber unos cien ejemplares sobre los que se hace necesario tener un estricto control (su erradicación está contemplada) para conservar las principales plantas del Parque Nacional del Teide. Introducido en mil novecientos setenta y uno con fines de promover la caza deportiva en la isla, el muflón (Ovis orientalis musimon) es considerado como uno de las mayores amenazas para los endemismos del Teide.

 

Abre el ojo porque hoy nos acercamos a esas plantas del Parque Nacional del Teide que debes buscar y localizar (como si fuera un juego) durante tu visita a este mágico sitio. HábitatEndemismo canario exclusivo de las zonas más altas del Parque Nacional de Las Cañadas del Teide, en Tenerife. El Tajinaste Colorado es indudablemente el rey de la primavera, el REY (así con mayúsculas) de las plantas del Parque Nacional del Teide.

 

Alcanza como máximo unos 50 centímetros de altura teniendo hojas alargadas y pilosas. Visitar el Parque Nacional del Teide es siempre y en toda circunstancia un espectáculo para los sentidos. No importa en que estación del año nos hallemos pues siempre y en toda circunstancia la esbelta silueta del volcán del Teide, los contrastes de tonalidades y la presencia de vida en un paisaje tan inhóspito nos sorprenderá. Ni que decir debe la primavera es especial a estas alturas, tanto es con lo que te traemos una serie de plantas del Parque Nacional del Teide indispensables de ver y fotografiar.

 

Su flor es muy parecida a la del pensamiento, si bien se diferencia de este entre otras cosas por el hecho de que sus hojas están cubiertas de un pelo muy fino y suave. Los colores que presenta en sus cinco pétalos pueden variar desde el malva pálido al violeta intenso, con manchas que blancas o amarillas y su época de floración es a mediados o bien finales de la primavera. La capacitación vegetal más frecuente en estos parajes es el retamar de cumbre, con la retama del Teide como protagonista.

 

Esta ruta que parte desde el camino de los Roques de García te lleva por los diferentes géneros de lava, haciéndote pasar por encima de las coladas y entre los «valles» entre ellas, al tiempo que la flora colorea el paisaje, sobre todo en primavera. El codeso (Adenocarpus viscosus) y la retama (Spartocytisus supranubius) destacarán por tu abundancia y tamaño vistiendo las laderas del recorrido. Pequeñas, de hojas ovaladas y alternas que cubiertas de fino «vello blanco» tratan de reflejar la intensa radiación solar que a esas altitudes dominan ( m). Las flores de colores malvas con un toque amarillo o blanco en su centro y un espolón que sobresale cara atrás y los frutos como cápsulas de tres valvas que poseen las semillas.

 

Su actividad CNAE se ubica dentro de Comercio al por mayor de productos farmacéuticos. Violeta Del Teide Sl (extinguida) tiene un modelo de sociedad Sociedad limitada. En un paraje tan árido como éste existen, no obstante, ciertas fuentes y zonas húmedas, donde se desarrollan especies amantes del agua como la aromatizada menta (Mentha longifolia) y el cerrillo de agua.

 

El Tajinaste Picante o Azul no acostumbra a medrar próximo a los miradores del Parque Nacional del Teide. De la misma manera que el otro tajinaste, consta de una roseta basal de hojas y al florecer adquiere un muy elegante porte cónico. Se reconoce por la predisposición considerablemente más laxa de las flores, por su tallo corto y leñoso, por sus flores de color azul y por su indumento formado por cerdas largas de color amarillento.

 

La violeta del Teide (Viola cheiranthifolia) es la planta que florece a mayor altura en toda España, vive en los altos de Guajara y en las laderas del Teide a más de 3.300 metros de altura. DistribuciónIslas Canarias.NotasLa violeta del Teide es una de las especies más conocidas de la flora canaria, no solo por su belleza, sino también por su alto valor científico y ecológico, pues se trata de la planta con flores (espermatofitas) que vive a mayor altitud de toda España. La Violeta del Teide no es una especie que esté en peligro de extinción, si bien se halla protegida pues presenta riesgo en un medio plazo debido a muchos factores, humanos y medioambientales. Desde mil novecientos noventa y uno está sometida a un profundo seguimiento para su conservación, puesto que la introducción de los muflones con fines cinegéticos al lado de la presencia de conejos y el pastoreo de cabras han significado una gran amenaza para la especie.

 

En las laderas de Pico Viejo se dejó ver uno de los tesoros del Parque Nacional del Teide, la Violeta del Teide. No podemos finalizar este pequeño paseo por la flora del Parque Nacional del Teide sin nombrar otras especies como el Cardo de Plata(Stemmacantha cynaroides), la Fistulera (Schrophularia glabrata), el Poleo de monte (Bystropogon origanifolius) ola Estornudadera (Andryala pinnatifida). Sin embargo, lasanteriormente descritas estimamos que son las plantas del Parque Nacional del Teide que NO deberías perderte bajo ningún concepto si tu viaje coincide con la primavera.

 

La dieta del muflón se compone eminentemente de ciertas plantas del Parque Nacional del Teide descritas en esta publicación como la Hierba Pajonera, además de otros catorce endemismos canarios y doce endemismos de la isla de Tenerife. El primer año está formada por una espesa roseta de hojas que se vuelven más cortas conforme crece el tallo.

 

La pared o anfiteatro de Las Cañadas es cobijo para muchas especies como diferentes Bejeques del género Aeonium, y en ciertos escarpes medran ejemplares apartados de cedro canario (Juniperus cedrus) y de pino canario (Pinus canariensis). Se debe tener cierta condición física e ir con calzado adecuado (botas de trekking) al tiempo que llevar suficiente agua y avituallamiento. De resto, solo queda ir presto a disfrutarla y a conocer mejor y respetar este increíble Parque Nacional del Teide. Gracias a Montse y a este senderista quienes afablemente me brindaron la oportunidad de ver por primera vez a la violeta del Teide, símbolo natural de Tenerife. -Vive en la zona subalpina de las Cañadas, Pico del Teide, hasta el cobijo, Montaña Blanca y Pico Viejo.

 

Las cumbres de Guajara y las laderas del Teide son zonas de acceso limitado y por consiguiente tienen un rango máximo de seguridad. La violeta del Teide es exclusiva de la isla de Tenerife y más concretamente de los altos de Guajara y las laderas del Teide. Solo la encontramos en las laderas pedregosas a más de 2.500 metros de altitud y hasta la cima, a más de 3.300 metros. EtimologíaViola, nombre viejo de las “violetas” y otras plantas con flores fragantes. La violeta del Teide (Viola cheiranthifolia) es una suerte de arbusto perteneciente a la familia de las violáceas.

 

En primavera se cubre de unas flores amarillas hermosas y muy llamativas. Las hallamos generalmente acompañando a las Retamas del Teide por lo que la combinación del colores es un genuino espectáculo visual.

 

Pequeña, coqueta y escondida entre piedras volcánicas nos demuestra su resistencia floreciendo de año en año tras importantes temporales de agua y nieve del invierno así como a la fuerte insolación del verano. Como bien decíamos, el Parque Nacional del Teide alcanza su máxima belleza al llegar la estación de la primavera. Una explosión de color se apodera del corazón de la isla de Tenerife desde finales del mes de abril prolongándose a lo largo del mes mayo y siendo todavía tenuemente todavía perceptible a inicios de junio.

 

Esta especie vegetal habita en pedregales o lapillis, así como en laderas rocosas, y se extiende entre los dos mil setecientos hasta los tres mil trescientos metros de altura. En el Parque nacional del Teide medra en la zona de las Cañadas, Montaña Blanca, Pico Viejo y Pico del Teide.

 

Esta especie vegetal habita en pedregales lapillis (terreno constituido por fragmentos de erupciones volcánicas y con un diámetro variable de dos a sesenta y cuatro mm), como en laderas rocosas. Es una de las pocas plantas del territorio español que es capaz de florecer en la alta montaña. No se ha observado una expansión a partir de la erradicación del pastoreo de cabras debido probablemente al aumento de los factores de amenaza indicados. Hoy día se ha procedido al vallado de ciertas poblaciones para protegerlas, de la misma manera que se ha hecho con otras plantas amenazadas del parque nacional.

 

El Rosalillo de Cumbre (también conocido como «Hierba conejera«) forma pequeños matorrales de hasta un metro de alto. Sus tallos son grisáceos con hojas simples vellosas de color verde grisáceo pálido y sus flores rosáceas que se van convirtiendo en pequeños pompones blancos con el avance de la época de verano. No se pierdan este vídeo informativo de la Violeta del Teide, con fotografías de Jose Yurda. Esta especie se halla incluida en el anexo I de la orden de veinte de febrero de mil novecientos noventa y uno, sobre protección de especies de la vegetación vascular silvestre de la Comunidad Autónoma de Canarias. Es un endemismo exclusivo de Tenerife localizado, únicamente, en el Teide y las cumbres del Circo de las Cañadas.

Sorry, the comment form is closed at this time.