La politica y la economia - Reflexiones de un blogger

Posts Tagged ‘Insecticidas actuales’

Empresas

August 2, 2018

Aprendiendo más de los insecticidas actuales

Tags:

Insecticidas actuales

Los insecticidas actuales así como los acaricidas son usados para evitar el desarrollo de diversos tipos de insectos y ácaros dentro de los tipos de cultivos existentes en los campos. Además tienen la capacidad de actuar como ovicidas, larvicidas y adulticidas, eliminando los huevos de las larvas o ya su composición adulta.

Los insectos y ácaros tienen diversos mecanismos de ataques para los cultivos en el área de la siembra, en los suelos, dañando las raíces y el cuello de la planta, así como los daños graves a las cosechas, generando consecuencias devastadoras para la explotación agrícola.

Existen dos tipos de cultivos: los extensivos que están constituidos por los cereales, el maíz, la remolacha, la alfalfa y las leguminosas; mientras que las siembras intensivas son todos aquellos que están relacionados con las hortalizas, los frutales, la vid y el olivo.

Características de los insecticidas actuales

Dentro de los insecticidas actuales existen, al menos, tres tipos: los que actúan por contacto que son letales cuando están en proximidad con la plaga; los de ingestión que controlan al insecto cuando éste ingiere la materia activa del químico, y por inhalación sobre la plaga a través de su sistema respiratorio.

En el mercado existen químicos que actúan en combinación con cualquiera de los tres principales tipos de insecticidas disponibles, teniendo mayor letalidad e impacto sobre la plaga sobre la que se quiera proceder, con el propósito de resguardar los cultivos.

En el caso de la actividad de los insecticidas, también hay una clasificación: los sistémicos penetran la planta y llegan a todas las partes de la misma, protegiéndola. Este tipo principalmente se aplica en el suelo, y las raíces absorben sus propiedades químicas convirtiéndose en letales para las plagas.

Estos insecticidas también son conocidos como penetrantes, ellos ofrecen la ventaja de ser resistentes a la lluvia, luego de un par de horas de aplicación. Cuando se seca la pulverización de su material, el producto se mantendrá intacto en la planta, cumpliendo con su propósito.

Mientras que los insecticidas por contacto, cuando llueve pueden ser removidos por tales precipitaciones, en cuyo caso, existe la necesidad de repetir la aplicación del tratamiento, ya que el cultivo quedaría vulnerable ante los hongos e insectos que asechan su crecimiento.