La politica y la economia - Reflexiones de un blogger

Empresas

May 30, 2016

Razones para comprar oro

oro

Realmente es propio de la naturaleza humana y de algunas especies de animales el instinto de supervivencia manifestado a través del resguardo de sus bienes; sin embargo, a diferencia de las ardillas, topos, entre otros, que almacenan grandes cantidades de alimento, solo el hombre se preocupa en invertir parte de esas reservas con el fin de aumentarlas; es decir, es propio de la inteligencia humana preocuparse no sólo por guardar y proteger sus recursos patrimoniales, sino que estos se incrementen con el paso del tiempo, lo que se conoce como inversión.

Se pierde en el tiempo el origen de los deseos de inversión y tal vez el registro histórico más antiguo que se conozca date de miles de años, siendo un ejemplo conocido la inversión en ovejas que hizo Abel y que se registra en la Biblia (Génesis 4:2) Pero a pesar de esta tendencia natural, pasan los años y sigue siendo un dilema para las personas el destino de los recursos a invertir, es decir, siempre se preguntan ¿dónde debo invertir?,  existiendo opciones tan variadas como las circunstancias que determine la época, el entorno y la capacidad de inversión.

Por ejemplo, en la antigüedad la mejor forma de invertir era la adquisición de objetos fabricados con metales preciosos, principalmente de comprar oro. El oro por su belleza y durabilidad era el metal más preciado, al punto de creer que su sempiterno brillo y valor acompañaría al alma de los difuntos hasta el más allá, como era el caso de los faraones, cuyo cadáver momificado encerraban en gigantes monumentos junto a copas, vasijas y otros utensilios hechos de oro, con la esperanza de que los utilizaran en el otro mundo, siendo prueba de ello los hallazgos arqueológicos en la tumba de Tutankamon http://www.paralibros.com/passim/p20-suc/pg2022tk.htm

Otro ejemplo de las bondades del oro como inversión la ofrecen las recuperaciones efectuadas en los naufragios o embarcaciones hundidas hace cientos o miles de años, encontrándose que las piezas de oro se mantienen casi intactas. Tal vez por ello era costumbre de los corsarios ingleses hundir en aguas poco profundas las naves cargadas de oro proveniente de las colonias americanas, sabiendo que pasado el tiempo podían recuperarlo, de hecho algunos de estos ricos cargamentos de oro aún los siguen buscando http://ve.tuhistory.com/noticias/los-5-tesoros-mas-buscados-y-jamas-encontrados

Sin embargo, con el transcurrir del tiempo y debido a diversos factores la inversión en oro fue perdiendo terreno frente a otras formas de inversión.  Por ejemplo, con el nacimiento del derecho romano se hizo posible la inversión en tierras, cuyo auge alcanzaría su máxima expresión con las colonización del nuevo mundo, siendo la encomienda uno de los principales instrumentos de inversión. Esto era que los osados exploradores dispuestos a explotar los recursos de los territorios vírgenes recibían por el pago de tributos e impuestos el título de propiedad de vastas extensiones de tierra http://historiaybiografias.com/aborigenes1/

Luego con la revolución industrial las formas de inversión se orientarían hacia las obras de arte y piedras preciosas, bienes cuyo traslado y comercialización es relativamente más cómodo y fácil. De este modo los grandes terratenientes dueños de inmensas haciendas de caña de azúcar y cacao se convertirían en ricos burgueses propietarios de colecciones de Picasso, Renoir o Van Gogh o de joyas tan exclusivas como el diamante más grande del mundo Ahora, con la globalización y con Internet como medio de comercialización, las alternativas de inversión están representadas en bonos, divisas, títulos o cualquier otro objeto canjeable a través de la red de redes mediante unos cuantos clics.

Visto así, pudiera pensarse que la gente dejó de invertir en oro porque resultaba más pesado y difícil comercializar grandes cantidades de oro que lo que representó hasta hace poco la inversión en una pintura de Picasso o acciones de una empresa petrolera, o lo que significa ahora la inversión en bitcoin, y por ello la inversión en oro se convirtió en cosa del pasado.

Sin embargo, nada más lejos de la verdad, pues la vigencia del oro como principal recurso de inversión se mantiene; de hecho, los gobiernos del mundo mantienen sus reservas internacionales en barras de oro que son resguardadas en cajas fuertes de importantes bancos. En otras palabras, si los gobiernos no invierten sus excedentes en papel moneda, arte, bonos u otros bienes, sino solamente en barras de oro, significa que el oro, ese noble, duradero y reluciente metal, sigue siendo la forma más segura y estable de inversión.

Sorry, the comment form is closed at this time.