La politica y la economia - Reflexiones de un blogger

Economia

October 27, 2015

Los imprevistos económicos más comunes que hacen temblar las cuentas

La economía doméstica cada día se parece más a un juego de mesa: cuando parece que lo tienes todo bajo control ¡Zas!, viene un imprevisto y te ves haciendo malabares para no caer en la “bancarrota”

Es por ello por lo que, además de tener siempre a mano ese colchón financiero que nos permita solucionar cualquier percance sin problemas o una herramienta a medida que nos sirva para refinanciar las deudas y que nos permita ahorrar y reducir gastos, conviene tener localizados los imprevistos más comunes que nos pueden surgir en cualquier momento, puesto que quién conoce al enemigo tiene más posibilidades de derrotarlo.

deudas

Imagen: fortaleciendomatrimonio.com

 

Las facturas fuera de plazo

¿En cuántas ocasiones no nos hemos acordado de una factura que en vez de mensual, es bimensual, trimestral o con otra frecuencia que nos pilla por “sorpresa”? Planificamos un gasto X en facturas cada mes y es fácil no reparar en aquellos pagos que no cumplen esta frecuencia.

“A día de hoy existen aplicaciones que nos ayudan a llevar las facturas al día programando e indicando cuándo nos va a llegar un pago y la cantidad aproximada.”

Eso por no hablar de aquellas que por no llegar en el mejor momento no pagamos a tiempo y que se nos acumulan y acumulan suponiendo un lastre para la economía de batalla.

Un percance de salud

Podemos saber cuándo nos llega un pago, cuándo viene una época concreta de gastos… pero lo que no podemos saber ni controlar es cuándo vamos a tener que visitar al médico.

Especialistas, seguros de salud… pese a que disfrutamos de una sanidad pública y gratuita, quién más y quién menos, ya sea en medicinas o en clínicas especializadas tiene que desembolsar algo de dinero por su salud.

Gastos estacionales

Nos pasa cada año, lo marcamos en rojo en el calendario (cuando no viene marcado de por sí), pero aun así, cada año parece que nos coja por sorpresa.

Los libros del colegio (por mucho que digamos que vamos a aprovechar los usados de otros años), el material escolar, las comidas navideñas, cumpleaños, bodas, bautizos y comuniones (ese mayo maldito para muchos…), son muchos los gastos que año tras año se suceden en las mismas fechas y que aun así, por no poder o por despiste, los debemos afrontar con los mismos recursos que un mes natural sin gastos extraordinarios.

Averías y roturas

Si hay un imprevisto (junto con el de los gastos sanitarios) que más duele a la cartera, ese es el de la rotura de algún electrodoméstico o pieza del hogar. Al hecho de por sí molesto de tener que arreglarlo le acompañan gastos “sorpresa” como la mano de obra, materiales etc.

Por no decir que siempre se nos queda la duda de si es mejor arreglar o comprar uno nuevo, sobre todo al concatenar la tercera reparación de un electrodoméstico.

Sorry, the comment form is closed at this time.