La politica y la economia - Reflexiones de un blogger

Empresas

November 13, 2017

Gato hidráulico para taller: ventajas en su uso profesional

Tags:

gato hidráulico para taller

En un taller de mecánica es común que entre una gran cantidad de coches solicitando reparación, bien sea por sustitución de neumáticos, cambio de piezas, alineación de ruedas, entre otros motivos, por eso, contar con un gato hidráulico para taller es una excelente ventaja para facilitar el trabajo y, en definitiva, proporcionar un servicio de calidad.

Generalmente, los gatos hidráulicos representan una grandiosa herramienta, especialmente porque tienen la peculiar función de elevar el automóvil y facilitar la manipulación de las piezas internas de manera mucho más cómoda. Ahora bien, es importante tener en cuenta que este tipo de equipamiento se diferencia de los modelos convencionales dado que soportan una mayor cantidad de carga y, asimismo, son increíblemente resistentes.

Una de las principales ventajas de preferir un gato hidráulico para taller es que también tienen distintos modelos dependiendo de los requerimientos, en ese sentido, se clasifican en: de botella o de piso. En cuanto al primero es ideal para levantar coches, pues posee una excelente capacidad para alcanzar altura y, el segundo, suelen ser de uso sencillo, por lo que no se necesita gran esfuerzo para accionarlo.

Aun así, cualquiera de las dos opciones que se prefiera, un gato hidráulico es un instrumento esencial en el equipamiento de los especialistas en mecánica dado a sus beneficios al momento de ejecutar un recambio, por tal motivo, no contar con uno es sinónimo de complicar el proceso y, sin duda alguna, desmejorar la atención al cliente.

Consejos para aprovechar al máximo

Un gato hidráulico es de gran ayuda siempre y cuando se emplee correctamente, por esta razón, no se debe olvidar algunos aspectos al momento de utilizarlos.

  • Revisar el peso a elevar ya que algunos modelos tienen una cantidad máxima a soportar
  • Frenar el coche correctamente para evitar desplazamientos mientras se usa la herramienta
  • Comprobar y asegurar que el instrumento esté bien instalado
  • En el caso de que se balancee, colocar un soporte rígido
  • Poner el aparato en la estructura o soporte que le corresponde del vehículo, de lo contrario, se corre el riesgo de un desprendimiento

Sorry, the comment form is closed at this time.